El Síndrome de la Isla: Las bicicletas son para el verano… salvo en Malta.

Como es una de las consultas más habituales que nos hacéis llegar cada semana, hoy le vamos a dedicar la entrada al tema bicis y motos.

Tras un par de semanas en la isla, te darás cuenta de que el transporte público es bastante deficiente, así que es más que normal pensar en comprarse una bici o una moto para moverse por Malta. MEEEEEEEC ERROOOR!!! No son nada recomendables.

Os daréis cuenta también que para ser una isla, esto no está plagado de vehículos a dos ruedas y es que no ha empezado la temporada aún y ya han empezado a salir noticias de accidentes como esta: http://www.timesofmalta.com/articles/view/20150504/local/cyclist-hit-by-bus-seriously-injured.566790

¿A qué se debe? Pues a tres factores básicamente:

1º) El estado de las carreteras -> si bien el gobierno maltés está haciendo un esfuerzo al respecto durante los últimos años, el estado de la mayoría de las carreteras y la profundidad de algunos baches en las calles, es nivel “qué apostamos” a que te metes y no sales… incluso con coche. Esto hace que casi sea imposible conducir recto más de 200 metros y los bandazos de los coches para esquivarlos, son un serio riesgo para bicis y motos. Además, el asfalto en muchas zonas está bastante desgastado y si ya sobre 4 ruedas se patina, no te digo sobre dos. Salvo las vías principales, las carreteras son bastante estrechas y los cruces entre calles tienen poca visibilidad, a lo que si le añadimos que el tráfico va al revés que en la mayoría de los países europeos, entre despistes, baches, malas frenadas, bandazos y falta de arcenes, la cosa es complicada y eso que sólo vamos por el primer punto.

2º) Los conductores malteses -> aquí incluyo autobuseros, furgoneteros y conductores particulares locales. En Malta la limitación de velocidad máxima son 80 km/hora en algunos puntos y en la mayoría 60 km/hora. Esto generalmente se respeta, por lo que los accidentes entre coches no revisten demasiada gravedad y se quedan en poco más que en chapa y pintura (por lo que no hay demasiado miedo entre los malteses a tener un accidente), pero en el caso de los ciclistas, el resultado es totalmente distinto. Lo que ya es peor es que, por un lado, tienen un problema importante con lo de los “Stops”, porque da la sensación de que si paran en alguno, les bajan el sueldo o algo de eso. Y por otro lado, que lo de la distancia de seguridad se lo deben saltar en la autoescuela (sobre todo en ciudad) y a la que se ponen un poco nerviosos por ir detrás de un ciclista, ajustan más que al límite para adelantarlos.

3º) Los conductores extranjeros -> Malta se llena en verano de turistas que no están acostumbrados a conducir con el volante a la derecha. El efecto directo es que no calculan el lado izquierdo del coche, que es por el que circulan ciclista y motoristas, así que creo que no os tengo que dar más detalles sobre el riesgo y las consecuencias que esto supone.

Si juntáis estos 3 factores y los observáis durante un par de semanas, enseguida os daréis cuenta de que las bicicletas son para el verano… pero no en Malta :( 

Recordar que si necesitáis información sobre la vida en Malta, tenéis a vuestra disposición “Mis 50 consejos sobre Malta” en www.amazon.es/dp/B01CC86TO8 y que podéis localizarnos a través de los canales habituales de Que Hacer en Malta (webFacebookTwitter, comentando en este mismo blog o por email a info@quehacerenmalta.com).



Comentarios

Entradas populares de este blog

Acuerdos de Schengen suspendidos temporalmente en Malta

¿Sabías que puedes estudiar gratis en Malta?

El Síndrome de la isla: Top 10 de las playas de arena más famosas de Malta