jueves, 29 de octubre de 2015

El Síndrome de la Isla: ¿Cómo es el invierno en Malta?

Aunque ya estamos lejos de las grandes avalanchas veraniegas de españoles, aun sois much@s l@s que habéis decidido veniros o tenéis planes de veniros a Malta de cara al invierno, así que las próximas entradas de nuestro blog van a ir dedicadas a explicaros tanto lo bueno como lo malo de pasar el invierno por estas tierras.

Como nunca sé si es mejor empezar por lo bueno o por lo malo, voy a hacer un “fifty-fifty” para intentar dejar a la afición lo más contenta posible.

En primer lugar hay que llegar (o salir) de la isla, así que para simplificaros lo de tener que buscar los vuelos que hay, os dejo este resumen de las opciones que tenéis en cuanto a vuelos directos hasta Marzo:
Este año ha mejorado la cosa porque Vueling parece que va a aguantar el tirón por primera vez los 12 meses, así que no nos quedaremos sólo con la opción de Ryanair - Madrid como en los últimos años.

De todas formas, si tenéis pensado pasar las Navidades en Spain, coger el vuelo lo antes posible porque baratos no están ya y si hacéis la de “me espero hasta el final que seguro que bajan los precios”, os vais a comer las uvas con el indio del Native sí o sí.

Visto lo de cómo entrar y salir de Malta, vamos a meternos en harina:

¿Cuándo empieza a hacer frío de verdad en Malta? Aunque ya empieza a refrescar sobre todo por la noches, haciendo una media de los últimos años, la cosa se pone realmente chunga desde finales de diciembre hasta primeros de marzo.

¿Qué es lo peor del invierno maltes? Sin lugar a dudas lo peor de todo es… que no hay calefacción en las casas.

Aunque las temperaturas en invierno no son alarmantemente bajas (nunca verás un termómetro con grados negativos por estas tierras), sí que hay otros factores que hacen que el frío se te meta hasta los huesos, como pueden ser el aire y la humedad.

Humedad, aire y fresquete hay en muchos sitios de España también, pero cuando llegas a casa, te arrimas al radiador y se te pasan todas las penas. En Malta no. En Malta llegas a casa y se te caen las lágrimas además del moquillo. Es como pasar por el pasillo de los congelados del Carrefour pero con tu salón, tu baño y tu dormitorio dentro. Buscas hasta detrás de los armarios a ver si ahí es donde han puestos los radiadores, pero nada. Con la excusa de que el invierno en Malta es corto, en este pueblo sólo tienen calefacción los 4 afortunados de turno y las opciones que te quedan para calentarte los huesos son las siguientes:
  • Bombas de calor
  • Radiadores eléctricos.
  • Mantas eléctricas.
  • Catalíticas de gas de toda la vida.
  • La movida esa de poner velas en los tiestos.
  • Y las botellas de agua de toda la vida.
Están en ese orden en relación al precio que os costará usar cada una de ellas, porque intentar mantener la casa caliente con una bomba de calor o radiadores eléctricos, os va a salir más caro que invitar a Paquirrín a cenar langosta después de una huelga de hambre, así que si no queréis pagar el triple de luz que de la renta del piso, olvidaros de intentar mantener la casa a una temperatura habitable y centrar vuestros esfuerzos en calentaros únicamente a vosotros y el metro cuadrado que os rodee como mucho.

¿Cómo se consigue eso? Pues en primer lugar, tirando de toda la ropa térmica que podáis conseguir para todas las partes del cuerpo que se os puedan ocurrir, y después, tratar de haceros con una manta eléctrica para la cama y una catalítica de gas para los ratos que paséis en el salón (tener cuidado con usarla en las habitaciones o en sitios pequeños porque no dejan de quemar gas y como en cualquier combustión, consumen aire también).

Lo de las velas y los tiestos es un apaño en modo manitas y aunque nosotros personalmente no lo hemos probado, hay muchos videos que lo explican en internet (igual que hay también unos cuantos videos que avisan de los peligros de estas ñapas, sobre todo si dejas el tinglado mucho rato encendido y desatendido). Y lo de las botellas de agua caliente, es sin duda la opción más económica que vais a poder encontrar (se aceptan consejos e ideas, por cierto).

Dicen que lo de tener pareja en Malta en verano es una maldición, pero os aseguro que lo de tenerla en invierno es una bendición convertida en fuente de calor, que adoraréis cada segundo de cada noche :)

Lógicamente lo de no tener calefacción no sólo afecta a tu temperatura corporal, sino que además ralentiza al máximo lo de secar la colada. ¿Por qué? Pues porque como lluvia no falta en invierno, tendrás que secar la ropa en tu sección de congelados particular que es el interior de tu casa, así que si eres de los que espera a tener todos los gayumbos sucios para poner la  lavadora, cuenta con que te vas a pegar unos cuantos días en plan comando, porque en Malta es más difícil secar la ropa en invierno, que enseñarle a un maltés a bailar una jota.

Eso sí, una de las mejores cosas del invierno en Malta es que no os va a tocar sufrir lo de las radiales a las 7 de la mañana, ni la fiebre de los cohetes, ni lo de morir desangrado por los mosquitos, que son más bien cosas del veranete.

Y hasta aquí llegó la chapa de hoy. En las próximas entradas os cuento algunas cosillas más y sobre todo trataremos de daros unas cuantas claves para que podáis entreteneros durante el invierno maltés.

Recordar que si necesitáis información sobre la vida en Malta, tenéis a vuestra disposición “Mis 50 consejos sobre Malta” en www.amazon.es/dp/B01CC86TO8 y que podéis localizarnos a través de los canales habituales de Que Hacer en Malta (webFacebookTwitter, comentando en este mismo blog o por email a info@quehacerenmalta.com).

Nos vemos por la isla!!!


0 comentarios:

Choose your language

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Text Widget

Copyright © Que Hacer en Malta | Powered by Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com